La evolución y los avances tecnológicos nos posibilitan nuevas y mejores herramientas para prevenir y erradicar el delito